"Funcionamiento, calidad y soluciones técnicas innovadoras han sido las piedras angulares de nuestras cocinas y lámparas a lo largo de nuestra historia. Desde 1892 hemos trabajado para que las aventuras al aire libre sean tan buenas como deben ser (…)".

Con esas palabras Primus se presenta al mundo. Y el mundo ha respondido prefiriendo sus productos tanto en grandes como pequeñas odiseas. En 1911, Roland Amundsen llevó una concina Primus al llegar al Polo Sur. Y en 1953, Sir Edmund Hillary cocinó sus alimentos en una cocina Primus cuando fue el primer hombre en hacer cumbre en el monte Everest.

Primus es parte de la historia de la exploración y hoy marca el estándar de la industria con sistemas de cocina ligeros, durables y amigables con el medio ambiente.