Hace 40 años, Bo Hilleberg –un entusiasta de los deportes outdoor- fundó una compañía que fabricaba equipamiento para actividades profesionales al aire libre. La manufactura de carpas, si bien era un tema de gran interés para Bo, no había sido desarrollada correctamente y significaba una gran frustración para él.

Afortunadamente, durante unas vacaciones en el Tirol austríaco, Renate Neuner entró en su vida. Tras contraer matrimonio, Renate se incorporó de lleno en el negocio y juntos le dieron forma a Hilleberg, una empresa con valores familiares y comprometida con la calidad. 

La investigación y el compromiso que pusieron en el desarrollo de sus carpas significó que al cabo de poco tiempo Hilleberg se convirtiera en lo que es hoy: una marca reconocida mundialmente por construir carpas que conviven en armonía con cualquier tipo de condición climática.

Amadas por los profesionales, admiradas por todo deportista outdoor, las carpas Hilleberg entregan confianza y seguridad para mantenerte seco y protegido durante tu próxima aventura.